Uruguay en el epicentro del escándalo de la FIFA

Noticias | Más de 3 años
0
0
0

Uruguay fue salpicado por el escándalo que involucra a los directivos de la FIFA. Además de que el uruguayo Figueredo es uno de los acusados, al menos tres sociedades locales fueron utilizadas para transferir fondos y se rastrean cuentas y bienes que los empresarios argentinos implicados tienen en el país.

Uruguay en el epicentro del escándalo de la FIFA

A pedido de la justicia de Estados Unidos, el juzgado de Crimen Organizado ordenó, a menos de 24 horas de haber recibido el pedido, el levantamiento del secreto bancario y el bloqueo de las cuentas en Uruguay del vicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo, y de todas las personas y sociedades involucradas en el escándalo de corrupción y pago de sobornos que salpicó a las autoridades del organismo mundial de fútbol y a las empresas de marketing deportivo, dijeron a El País fuentes del caso. También se dispuso el embargo de todos los bienes que tengan a su nombre.

Las sociedades implicadas y que también tienen sede en Uruguay son Datisa SA y Full Play, dueñas de los derechos de televisación de torneos sudamericanos. Datisa tiene los derechos para televisar la Copa América mientras que Full Play tiene los derechos sobre los partidos de la Eliminatoria. Según la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos ambas sociedades pagaron para la comercialización de marketing y publicidad de los campeonatos de la FIFA.

Una tercera sociedad anónima uruguaya que aparece mencionada en la acusación del Departamento de Justicia estadounidense, aunque no se detalla su nombre, fue utilizada por el exsecretario general de la Concacaf, Chuck Blazer para recibir sobornos. El arrepentido que negoció con el FBI para obtener una pena menor a cambio de entregar a otros dirigentes corruptos, recibió US$ 200 mil que se giraron el 29 de marzo de 1999 desde una empresa y un banco con sede en Uruguay hacia una cuenta de una sociedad vinculada a Blazer en el banco Barclays Bank PLC de Nueva York. El giro fue acreditado luego a una cuenta de la misma empresa en el mismo banco en Islas Caimán.

Con respecto al compatriota Figueredo la Justicia de Estados Unidos lo acusa además de recibir dinero de sobornos, de engañar al gobierno de ese país para obtener la residencia que tiene desde 2005. Según surge del documento del Departamento de Justicia, alegó que trabajaba en ventas en un negocio de piedras decorativas en Irwindale, California y declaró —bajo pena de perjurio— que "no tenía relación con ninguna organización o asociación en Estados Unidos o ningún otro lugar". Además fue eximido de los exámenes obligatorios de inglés y cívica por padecer "una severa demencia".

Uruguay en el epicentro del escándalo de la FIFA


Figueredo también es indagado en Uruguay por lavado proveniente de coimas recibidas como autoridad de la Conmebol para beneficiar a la empresa T&T Sports en la televisación de los partidos de la Copa Libertadores. En ese caso la defensa de Figueredo apeló la competencia y un tribunal de apelaciones define si Uruguay puede investigar, ya que la Conmebol tiene sede en Paraguay.

Investigación global.

En la solicitud de cooperación internacional que llegó a Uruguay el miércoles desde Estados Unidos, se menciona a todos los implicados para que también se rastreen bienes y sociedades que se puedan embargar. Justamente los titulares de Datisa y Full Play, los argentinos Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis tienen bienes en Uruguay, según pudo saber El País.

Los tres enfrentan una orden de captura "con fines de extradición" dictada por un juez argentino a pedido de Interpol.

Para cumplir con la orden de ubicarlos, ayer en Argentina el juez federal Claudio Bonadío dispuso el allanamiento de las oficinas de Torneos y Competencias y le encargó a efectivos de Interpol que buscaran documentación sobre el paradero de los empresarios, informó el diario La Nación en su página web.

Burzaco, de 50 años, es el CEO de Torneos y Competencias S.A.; Hugo Jinkis, de 70 años, y su hijo Mariano, de 40, son CEO y vicepresidente, respectivamente de Full Play, una asociada con Torneos y Traffic para conformar Wematch, que desarrolla la comercialización de la Copa América que se jugará en Chile este junio.

Wematch es la marca comercial con la que opera Datisa, una sociedad anónima uruguaya inscrita en el BPS y la DGI el 24 de mayo de 2012. Según el Departamento de Justicia, Wematch fue inscripta en el registro de marcas de Estados Unidos en mayo de 2013.

En la acusación de la Justicia de Estados Unidos se señala que Datisa acordó pagar US$ 110 millones en sobornos a los dirigentes de la FIFA e identifica cuatro transferencias bancarias realizadas entre junio y setiembre de 2013 entre bancos de Estados Unidos y Suiza. A cambio de las coimas las firmas obtuvieron los contratos para realizar la Copa América 2015 en Chile, la Copa América del Centenario 2016 (EEUU) y las ediciones de la competencia de 2019 y 2023.

El secretario antilavado Carlos Díaz dijo a El País que si se logra probar la existencia de bienes y sociedades en Uruguay provenientes de los hechos de corrupción denunciados y que configurarían lavado de activos, "se verificará una vez más que fallaron los controles".

Concretamente se refirió a los escri-banos y los operadores inmobiliarios que actuaron en esas transacciones. "Andamos en boca del mundo entero por las fallas en los controles", agregó Díaz.

Ley para que Conmebol no sea inviolable.

El titular del Senado de Paraguay, el opositor Blas Llano, presentó ayer un proyecto de derogación de la ley que declara inviolable la sede permanente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en Asunción. La ley data de 1997 y le confiere a los edificios de la confederación el mismo estatus de una embajada o legación diplomática. "En aquel momento se quiso asegurar a favor del Paraguay un atractivo turístico pero esas circunstancias cambiaron por los hechos investigados que son de público conocimiento y que ameritan una revocatoria", dijo Llano al argumentar su propuesta. El senador agregó que llamará a una sesión extraordinaria para debatir el proyecto de derogación. Portavoces del oficialista Partido Colorado adelantaron que la iniciativa no saldrá por falta de apoyo, INFORMÓ AFP.

Datisa cambió de domicilio en Uruguay.

La empresa uruguaya Datisa SA aparece mencionada 30 veces en la acusación la Justicia de Estados Unidos por corrupción en la FIFA, debido a que a través de esa empresa se pagaron los sobornos a los directivos del fútbol mundial. Si bien en los registros de marcas de Estados Unidos y de la Unión Europea figura la marca comercial Wematch, como propiedad de Datisa SA con domicilio en Luis Alberto de Herrera, esa firma cambió de domicilio. Según la consulta de certificado de vigencia de la Dirección General Impositiva (DGI) en julio de 2013 fue vendida a otro estudio jurídico. Según ese documento fue inscripta en el BPS y DGI el 24 de mayo de 2012 y en el Registro Nacional de Comercio el 6 de junio de 2012.

Bauzá espera comprobantes de AUF.

El expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, estaba anoche a medio camino de conseguir la paz. El jueves Bauzá pidió a la AUF los comprobantes necesarios para demostrar que no está implicado en el escándalo de corrupción que envuelve a la FIFA. El ejecutivo actual respondió recién ayer de tarde, y en parte. Aunque le transmitieron la certeza de que la información existe, no se la entregaron. Al parecer, según explicó Bauzá a El País, el dinero que giró la Conmebol como adelanto por la venta de derechos televisivos de la Copa América 2015 (US$ 1,5 millones) fue recogido en dos balances contables distintos. En la AUF encontraron evidencia de un primer envío de US$ 500 mil en el balance que refiere a 2013-2014 (año fiscal), pero aún no tienen el comprobante del giro por el restante millón de dólares, que estaría en el balance que recoge lo actuado en 2014-2015. Subrayado informó anoche que la AUF ordenó una investigación interna para reunir los documentos. En la denuncia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, se maneja que los US$ 1,5 millones formaron parte del pago de un soborno para los responsables de cada una de las confederaciones de Conmebol por la organización de varias copas América. Bauzá asegura que no recibió "ni directa ni indirectamente suma alguna o bienes de cualquier naturaleza".

Lavado: otros tres casos en los que la justicia uruguaya cooperó

MÁS DE FÚTBOL

Por pedido del juez argentino Norberto Oyarbide la Justicia del Crimen Organizado allanó el local de Royal Bank of Canadá (RBC) por un supuesto lavado de activos y otros delitos en transferencias de futbolistas. Fueron incautadas 45 computadoras, expedientes y celulares de los empleados con información de la totalidad de los clientes del banco. La institución decidió irse del país.

CUENTAS CONGELADAS

El juez de Crimen Organizado Néstor Valetti congeló las cuentas bancarias de sociedades anónimas uruguayas vinculadas al exsenador y extesorero del Partido Popular de España Luis Bárcenas, procesado en su país por corrupción. Se encontraron indicios de que en 2009 Bárcenas transfirió al menos 800.000 euros desde el banco suizo Lombard Odier al DISCOUNT Bank de Montevideo.

CON BANCA

Banca Privada d´Andorra —señalada por la unidad antiblanqueo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos como "una preocupación de primer orden en materia de blanqueo de capitales"— tuvo una sede en Uruguay. La Justicia decidió indagar los movimientos de esa entidad. También se detectaron movimientos de fondos de parte de exintegrantes del gobierno venezolano.
Puntos agregados!

0 Puntos

Votos: 0 - T! score: 0/10

189

Visitas

0

Favoritos

0

Medallas

0

Seguidores

0 Comentarios

Cargando comentarios espera un momento...
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Tu comentario fue agreado correctamente