Posteado por:
Lopez
Moderador



J & J (Historia propia) - López


Bueno, terminé de comer alto asado en la casa de mi abuela con un poco de licor de postre y ahora me dieron ganas de escribir algo para éste gran foro. Vamos a improvisar se ha dicho.


Estaba Jacinto en el bosque y se le cayó una manzana. No se agachó a agararla. Jacobo, que estaba al lado, le dijo
- ¿Sabías que en África no tienen nada para comer?
- ¿Sabías que me ofusca que hagas chistes con mis piernas?
- Que no tengas piernas no quiere decir que no tengas manos.
- Estás logrando que me sienta mal.
- Pegame si querés.

Entonces Jacinto se puso a llorar. Juana lo estaba llevando, y cuando se puso a llorar le pegó un bife en la nuca, certero y potente, como debe ser.
- Dejá de llorar, maricón.
Le dice Juana. Jacinto dice:
- Yo me voy a reencarnar en un ser poderoso y voy a cobrar venganza. Ustedes no me creen, pero los sueños se cumplen.
Juana: - Dejá de ser tan zurdo.
Jacobo: - ¿Zurdo de piernas o de manos? pfjjjjjjAAAA
Jacinto: - No soy de izquierda, tengo convicciones, que es distinto. No necesito que nadie me defienda. La palabra es el arma más poderosa.
Jacobo: - Y... Armas no creo que puedas usar, no sé. Por ahí con la boca si te la arreglás puede ser.
Jacinto: No te voy a agredir ahora. Todo tiene su tiempo.
Entonces Juana levanta una piedra del piso y le raspa la nuca. Jacinto queda sangrando.
Juana dice: - ¿Podés dejar de ser tan autista?
Jacinto: - Fuck you.
Jacobo: - A verr cómo hacés con el dedito?... AJAJAJAJJAAAA.
Jacinto: - Jesucristo! ¡He sido un gran discípulo suyo! ¿O acaso no lo he sido? ¡Nunca me he desviado de su rebaño, a pesar de todas las penurias que la vida me ha impuesto! ¡A pesar de los perjuicios que los demás me han provocado! ¿Porqué, a pesar de mi rectitud hacia tí, nunca has escuchado mis plegarias?
En ese momento, Juana dice - Ayyy, me tenés PODRIDA, y saca un taser y le dispara en la sien. Jacinto cae fibrilando al piso. Jacobo y Juana vacilan unos segundos.
Juana: - Uyy, creo que se murió.
Jacobo: - La abuela se va a poner triste.
Juana: - Puede ser. Creo que lo conocía desde que tenía 15 años.
Jacobo: - En esa época la gente se casaba y estaba junta toda la vida.
Juana: - Qué aburridos.
Jacobo: - Pelotudos es la palabra, digámoslo.
...
Juana: - ¿Y pero qué hacemos con el jamón?
Jacobo: - Jamón no, porque no tiene pata ¿Ah?
Juana: - Ni tampoco brazos, jaja. Es como si fuera una flor con cuarto muñones.
Jacobo: - Una flor autista y estúpida.
Juana: - Y fea. (Lo escupe). No me canso de hacer chistes de él.
Jacobo: - Yo creo que lo tenemos que esconder entre los pastos y le decimos a la abuela que se lo comió un tigre. Total, la vieja de mierda esa cajetuda se lo va a creer.
Juana: - Sos el mejor, tío.
...
Jacinto queda enterrado, pero antes de que se descompusiera lo encuentra un león y se lo come.
Días después, el león se empieza a comportar de una forma extraña: Empieza a gruñir todo el tiempo, a sacudirse de un lado para el otro, a morder todo lo que encuentra con una furia inexplicable, y hasta se paraba en dos patas, como si un extraño demonio hubiese poseído su majestuoso e imponente cuerpo. Al día siguiente muere. La explicación de su comportamiento está en los síntomas del virus de la rabia, que nada tenía que ver con el cuerpo de Jacinto, quien murió triste y lastimado, y poco tiempo después nadie se acordaba de su existencia.


Fin

Veces compartido: 0


0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo