Posteado por:
Lopez
Moderador



Meditación 1ª: Salí de Babylon


Sé el cambio que quieras ver en el mundo. Ésta frase empieza a propósito mi primer meditación. Estoy convencido de que la palabra de alguien que es el cambio que quiere ver en el mundo es más valiosa que la de algún intento de filósofo que opina por opinar y no hace casi esfuerzo por ser lo que dice que hay que ser, o por el resto de las personas. (O al menos en un sentido, ya que alguien puede tener una convicción fuerte y actuar de acuerdo y puede tener al mismo tiempo otras opiniones más "Débiles" y no actuar tan de acuerdo a eso. Por ejemplo: Un vegetariano que piensa que comer carne no está bien así que actúa de acuerdo a esa convicción, pero el mismo vegetariano opina que comer huevos está mal, pero no está tan convencido, así que no deja de comer huevos. En este caso pienso que la palabra que esta persona tenga sobre el consumo de carne es más valiosa que la que tenga sobre el consumo de huevos).

En lo personal, una de mis convicciones más arraigadas dice que las personas tienen el deber de reflexionar, así que para empezar a ser el cambio que quiero ver, tengo que reflexionar yo y, en lo posible, compartír mis conclusiones al mundo.

¿Porqué creo que es casi un deber humano reflexionar? Porque creo que si todas las personas reflexionaran sobre sus actos el mundo mejoraría. Una persona reflexiva y de mente abierta casi nunca llega a concluir que el mal está bien. De hecho, según mi experiencia, las personas más malas y egoístas suelen ser las menos reflexivas. El hecho de no reflexionar lleva al error, y yo observo que, al menos en mi ciudad, que es grande y está avanzada tecnológicamente, las personas parecen autómatas. A ésto los que escuchamos Reggae le llamamos Babylon, o Babilonia, y la manera de escaparse no es para mí mudarse físicamente, sino darse cuenta, y volverse introspectivo.

Está bien, es posible que yo me equivoque sobre la gente diciendo que no reflexiona, y que esté prejuzgando mal, pero sinceramente es lo que yo veo en la mayoría. Ésto en un futuro lo voy a volver a analizar.

Algunas veces cuestioné a otras personas sobre si reflexionaban o vivían en Babylon, y todas lo negaron inmediatamente diciendo que sí reflexionaban. Pero te cuestiono a vos, lector: ¿Cuántas veces en ésta semana te pusiste a pensar en algo profundo y no en algo superficial? ¿Estás más preocupado en tu corte de pelo o en tu vestimenta que en tu cabeza?

¿Te preocupa más tu celular, tus seguidores, tus mensajitos nuevos que realizarte? ¿Luchás por aprender o te dejás estar? ¿Luchás por lo que querés o "te dejás llevar"? ¿Te preocupa más qué vas a hacer en tu vida o qué vas a hacer hoy a la noche? ¿Qué vas a aprender o adónde vas a salir? ¿Sos realmente el capitán de tu propio barco? Y acá estoy hablando de la adolescencia (Aunque de algunos adultos también), pero vamos a tocar un poco a las otras edades. ¿Tus días son todos iguales? ¿Cuántas cosas estudiaste en estos últimos días? ¿Cuántas cosas nuevas probaste, hiciste o leíste? ¿A cuántos ayudaste? ¿En qué cambiaste? ¿Te dejás llevar por tus problemas o peleás por mejorar? ¿Buscás la solución en la reflexión y el cambio o en las pastillas? Cuando vas en auto ¿Pasás al resto, excedés la máxima, usás e celular? Y si manejás bien ¿Te recontra calentás cuando el resto maneja mal?¿O te das cuenta de que enojarte te daña a vos y al culpable no le pasa nada? ¿Pensás que alguien que no lleva traje es menos inteligente o peor que el que lo lleva?
Ésas son preguntas que alguien reflexivo ya se las hizo.

Y dejame decirte algo: Casi todos dicen actuar de acuerdo a lo que piensan, pero me puedo dar cuenta de que es lo contrario. En muchas personas la forma de vida viene antes que el pensamiento, y después en lugar de formar la opinión a base del pensamiento y de los argumentos, inconscientemente (O no) lo que hacen es buscar los argumentos para defender la opinión que ya tienen, o las cosas que hacen, para no tener que cambiar. Por ejemplo, una persona que come carne y ,en lugar de pensar si está bien o no el hecho de comer carne, por el hecho de no estar dispuesto a dejar de comer carne busca argumentos para defender el consumo, e incluso a veces para condenar a los vegetarianos y apartarlos. Lo mismo pasa con la música.

La mayoría de las personas jóvenes que yo conozco salen a bailar y le toman el gusto a la música berreta de moda y, en vez de ponerse a escuchar y a reflexionar sobre la música y el arte de buena calidad, sostienen que la música es cuestión de gustos y que no hay música peor y mejor. A su vez, a las personas que no les gusta el reggaeton suelen pensar que sí hay música mejor y peor. Es evidente el hecho de que la gente suele tener primero la opinión y después los argumentos que la sostienen.


Quiero cortar esta meditación por ahora porque se me está extendiendo más de lo que esperaba. Espero que con ésto le revuelva las ideas a alguien y se empiece a replantear las cosas. Una vez escuché que cuando alguien te dice algo bien sostenido te deja una semilla en la cabeza, y que puede crecer o no, pero la semilla está ahí toda tu vida. En ésta reflexión no reflexioné tanto sobre mí sino que dije lo que pensaba del resto. Voy a intentar ser más introspectivo la próxima vez.


Veces compartido: 0


3 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo